Referencias históricas sobre Villanueva del Trabuco

En el cauce del río Guadalhorce, a unos kilómetros de Villanueva del Trabuco se situa el Molino Jabonero, propiedad de mi familia desde 1929 cuando fue adquirido por mi bisabuelo, pasando posteriormente a manos de mi abuelo Mariano Aguilera Luque en 1945 y siendo en la actualidad propiedad de mi madre , Rafaela Aguilera Mejias.

 Tenemos constancia por escrito desde el año 1.620 de un documento encontrado en los archivos de Archidona; se trataba de un lugar llamado Trabuco, dicho documento estaba fechado a 12 de Abril. Según nuestros datos y referencias la historia de la villa nos llevaría mucho más lejos. En Mayo de 1.487 el Rey Fernando el Católico salió de Antequera con sus tropas para la conquista de  Vélez-Málaga, dividió su ejército en dos frentes: uno mandado por el propio rey, que escogió la senda más fácil, por la Fuente de la Lana, dentro del término de Villanueva del Trabuco; y el otro frente mandado por el Marqués de Cádiz, D. Rodrigo Ponce de León, que al parecer pasó por el Trabuco hasta encontrarse con las tropas del Rey D. Fernando en la Fortaleza de Zaila, camino de Vélez – Málaga. Estos hechos ocurrieron en Mayo de 1.487, cinco años antes del descubrimiento de América.

Ya en 1.652 figura en  un mapa de Castilla, elaborado por el francés Sansón de Paris, la denominación de “Venta del Trabuco”. Si nos remontamos a los tiempos en que S. Juan de la Cruz visitaba Granada (de 1.585 a 1.588), hay estudios realizados por la Orden del Carmelo en que se afirma que dicho personaje pernoctaba en la “Venta del Trabuco”.

En el archivo de Archidona se recoge en Acta del Consejo de 25 de Mayo de 1.649 “… otro que se le notifique al ventero del Ventorrillo y Trabuco que no admitan forasteros que sean de parte de donde no haiga sanidad y no guarden ni admitan ropa”. Esta medida se tomo para evitar contagios ante la epidemia que padecían Murcia y Orihuela.

Como “Venta” aparece en distintos mapas de la biblioteca Canovas del Castillo de la Diputación de Málaga fechados en 1.705 y 1.716.

En 1.700 ya se hablaba de la primera Iglesia o Capilla de Villanueva del Trabuco, pues el 20 de Abril en Actas Capitulares de la ciudad de Archidona se tuvo en cuenta la petición que hizo un tal D. José Aguilera por sí y en nombre de los demás moradores en el sentido de solicitar permiso para cortar madera destinada al arreglo del templo de esta barriada que se estaba hundiendo.

La villa fue fundada a mediados del siglo XVIII dentro de la política de repoblación de Carlos III de diferentes zonas de Andalucía, para lo que tuvo que traer gentes de tierras foráneas. Entre los nuevos pobladores abundaron los alemanes y flamencos, que habían sido traídos para la repoblación de Sierra Morena.

Villanueva del Trabuco estuvo integrada hasta 1.848 en el término de Archidona. La villa participa en la interesante historia de aquella localidad reconociendo vestigios de las siguientes culturas que pisaron su suelo: fenicios, cartagineses, romanos, árabes y finalmente cristianos.

El 13 de Abril de 1.845 se leyó en Archidona una orden del jefe político relativa  a que se informase sobre la solicitud presentada por los vecinos del Trabuco, pidiendo construirse una jurisdicción separada de Archidona.

El día 2 de Julio de 1.848, se dio por realizada esta separación y el 24 de Diciembre del mismo año, se acordó dirigirse al alcalde del Trabuco informándole de que se haría el deslinde cuando se recibiera del jefe político la oportuna contestación sobre el asunto.

Sin embargo, las cosas no fueron tan fáciles, pues aunque la separación se dio por hecha en 1.848, no se comprobó contribuciones hasta 1.850, o sea, dos años de problemas con los deslindes.

Ya en el año 1.851, se hablaba de los bienes que pasaron a pertenecer a este pueblo, 529 fanegas, de las cuales 100 son malas y 429 de cultivo (129 de primera calidad y 300 de segunda calidad).

Estos eran unos bienes no muy cuantiosos, ni demasiado buenos, pero eso sirvió de arranque para la economía del pueblo, pues permite la cría de ganado y arrendamiento en subasta pública con la que el Ayuntamiento cubre algunos gastos.

Villanueva del Trabuco era un pueblo agrícola y ganadero y seguía siéndolo en 1.853, cuando se solicita el poder celebrar una feria anual en los días 24, 25 y 26 de Agosto, alegando que no se celebraba ninguna en las inmediaciones en esas fechas.

En principio fue agricultura de secano, por lo que el olivo tan extendido hoy no tenía ninguna importancia; el cultivo de la vid también tenía adeptos, aunque se cultivaba en escasa extensión.

Deja un comentario